Lo que deberías saber antes de irte a vivir a Alemania

 

Alemania es un país muy moderno donde puedes vivir una vida tranquila y de calidad.

¿Pero qué es una vida de calidad realmente para ti?

Ya tenemos lo primero que deberías saber antes de ir a vivir a Alemania:

 

Conócete bien a ti mismo, ten claro lo que quieres y cómo quieres vivir

En primer lugar tienes que averiguar lo que de verdad quieres hacer con tu vida, porque cambiar de país no es algo difícil si tienes claro lo que estás buscando.

Contesta a las siguientes preguntas antes:

  • ¿Qué quiero conseguir con irme a vivir a Alemania?
  • ¿Podré conseguir lo que quiero en Alemania?
  • ¿Qué tengo que hacer para llegar allí y estoy realmente dispuesta/o para hacer este esfuerzo?

Si puedes contestar a cada una de estas preguntas con determinación y tienes ideas, pasamos al siguiente punto:

Infórmate con tranquilidad antes de irte

Antes de irte, deberías de haberte informado sobre dónde vas a vivir, lo que te va a costar y lo que quieres hacer allí. En un caso ideal ya tienes contactos en Alemania y si no, tampoco pasa nada, porque hay muchos servicios de atención con respecto a buscar trabajo, un piso y todas las preguntas que estén relacionadas con empezar una vida allí. Muchos de los alemanes saben hablar inglés, pero lo ideal sería haber aprendido alemán antes de irte, por ejemplo en uno de nuestros cursos en Instituto Berlín y poder practicar allí directamente, porque también les parece muy simpático a los alemanes cuando alguien habla en su idioma. Les señala que te estás integrando bien y eres una persona con ambición y podrás aportar valor a su país.

 

Con un plan B ya no tienes que preocuparte de nada

Si ya tienes claro lo que vas a hacer en Alemania, te toca planificarlo. Desde España puedes hacer llamadas a Alemania sin problema y organizarte la estancia antes de irte.

Buscar pisos y hacer citas para verlos no será ningún problema desde España.

Si quieres buscar trabajo, puedes enviar tus solicitudes por mail y contactar con las empresas, casi siempre te contestan y aprecian tu interés. De esa manera puedes tener tus primeros contactos con Alemania y decidir por ti mismo qué te parece, si te está gustando o no.

Lo mejor es ser optimista y creer en que saldrá todo bien, pero cómo lo decimos en Alemania:

 

“Confiar es bueno, pero controlar es mejor”

 

Así que no te vayas antes de tener un plan B. Piensa en el peor de los casos y pregúntate a ti mismo: ¿Qué haría?

Las cosas salen como salen y no siempre van como nos las pensamos o planificamos, por lo cual te dará mucha seguridad haber pensado que vas a hacer si no te va algo como te lo has planteado.

Lo básico es un buen estado económico, es decir: tener un poco de ahorro por si acaso, lo que siempre nos han dicho nuestros sabios abuelos.

 

Habla con gente que vive en Alemania o ha vivido allí

Escuchar la experiencia de las personas que ya han dado el paso no tiene precio. Cada experiencia es única, cada persona tiene otro punto de vista y una percepción distinta de la realidad, por lo cual sería sùper interesante hablar con gente que ha vivido esa experiencia y formar tu propia idea. Ten en cuenta que eres un individuo y lo que le puede parecer mal a alguien, a ti te puede gustar incluso. Escucha atentamente para conseguir información, pero no te dejes influir mucho, porque al fin y al cabo eres tú, quien tiene que vivirlo y decidir si te gusta o no.

 

Piensa positivo: Tu país está allí siempre. Siempre puedes volver, no tengas miedo de nada.